Tarima de excelentes cualidades e incuestionable valor estético. Es madera maciza barnizada de las mejores especies, totalmente sólida, al ser 100% de la misma especie. Consiste en una madera maciza en 18mm de grosor, normalmente 90-120mm de ancho y en largos de 600 y 900mm, que se puede instalar con una mínima profundidad de +20mm al eliminar el rastrelado, lo que reduce considerablemente los costes de instalación.

Está tratada con barniz UV de óxido de aluminio de última generación, con acabado Anti-scratch. Todas sus tablas están microbiseladas a cuatro caras, confiriendo a los suelos  la suavidad, elegancia y confort de las mejores estancias.

La comercialización de éste producto perfectamente acabado, facilita en gran medida su colocación en obra ya que se consigue una considerable ventaja tanto en tiempo como en comodidad.

La tarima barnizada esta echa con maderas de Jatoba, Sucupira, Ipe de Brasil, Cumaru, Grapia, Roble, Fresno y Haya.