Si usted desea un suelo para toda la vida donde sorprendan los colores naturales con diseños actuales o clásicos su tarima es la tarima maciza. Es una tarima facil de montar, regula la humedad ambiental, proporciona confort y mejora el aislamiento térmico en fachadas. Es de larga durabilidad.

La tarima machihembrada ofrece una gran gran variedad de aplicaciones y diseños para interiores y exteriores. Su variedad es extensa siendo  las más comerciales: Roble, Haya, Jatoba, Merbau , etc…. Es un excelente aislante tanto térmico como acústico, crea ambientes acogedores y distinguidos. Esta formada por piezas de madera, colocadas a modo de pavimento o parquet.

La tarima maciza se identifica por su sistema de instalación sobre rastreles. Está constituido por tablas de 10 a 22 mm formado por un sistema de machihembrado y fijación sobre rastreles por medio de tortillería mediante púas, aunque se puede también realizar su instalación mediante el uso de clips metálicos.